Vivir de ser artista


¿Se puede ser un artista y ganar suficiente dinero para vivir del arte? Sí, rotundamente sí. Hay mucho mito y desinformación sobre las posibilidades que tienen las personas creativas para dedicarse al arte profesionalmente y que les resulte rentable.
Cómo ser artista y vivir del arte

Si lo que quieres es vivir de las ventas de tu arte, a menos que tengas dinero para contratar los servicios de profesionales, puedes encargárte tú mismo de la mayoría de las tareas administrativas y comerciales de tu negocio como hacen tantos otros trabajadores autónomos cuando están empezando.

Lo primero es informarse y saber lo que te espera:

1-Inestabilidad económica. Prepárate mentalmente para no tener un salario fijo y vivir de los ingresos que seas capaz de generar sobre la marcha. Los ingresos pasivos te pueden ayudar a estabilizar la entrada de dinero (ver punto 5).

2-Cóntrol de ingresos y gastos. Calcula tus gastos básicos mensuales, trimestrales y anuales, y si serás capaz de asumirlos. Analiza de dónde provienen tus ingresos y a dónde va ese dinero.

3-Ser legal. Puedes comenzar como amateur para poner a prueba la viabilidad de tu proyecto y ganar experiencia profesional a tu ritmo, pero ponte un límite de tiempo o de ingresos para legalizar tu situación. Aumentarán tus gastos fijos, pero a la larga estarás más protegido económicamente: impuestos, seguridad social, etc.

4-Precio justo. No seas tímido cobrando por tu trabajo y calcula que el precio del proyecto sea rentable. Asegúrate de ir incluyendo en el precio los gastos de prestaciones como seguros (vida, salud, incapacidad, seguro de propietario o inquilino...), pensiones (desgraban impuestos y el ingreso que producen está libre libre de cargas), vacaciones pagadas, etc; y vigila los gastos indirectos (como las horas que dedicas a limpiar tu estudio, por ejemplo).

5-Huevos en varias cestas. Diversifica tus fuentes de ingresos. Estate alerta ante nuevas oportunidades: Ventas, encargos, trueques, clases, asesoramiento, becas, residencias, donaciones, concursos, apoyo económico familiar o por un mecenas, otro trabajo por cuenta propia o ajena, alquileres...

6-Inversión social. Invierte en tu red de contactos: colaboradores, amigos, profesionales del sector, instituciones, etc; porque de ella vendrá el grueso de tus proyectos e ingresos.

7-Marketing. Dedica un par de horas a la semana a la auto-promoción. Crear arte es la mitad del trabajo, aún tienes que venderlo y/o conseguir nuevos encargos para mantener tu agenda ocupada.

8-Crisis es oportunidad. En tiempos difíciles, sé creativo con tu negocio. Lanza campañas u ofertas especiales.

9-Vacas gordas y vacas flacas. Cuando el negocio vaya bien, ahorra dinero para rachas menos prósperas. Es conveniente tener un colchón económico equivalente a 3-6 meses de gastos básicos.

10-Economías independientes. Separa tu economía profesional de la personal. Crea una cuenta bancaria con tarjeta para dividir ingresos y gastos profesionales de los personales.

11-Financiación. Trata los gastos en tu arte y negocio como inversiones.

12-Guarda las facturas. Registra regularmente todos los costes de tu negocio a lo largo del año para facilitarte la declaración de la renta e infórmate sobre cómo deducir el máximo de gastos.

13-Impagos. Insiste cuanto haga falta para cobrar pagos retrasados. Posiblemente te pase alguna vez. Trabaja con contrato para protegerte en estas situaciones.

Fuente: http://arte.about.com/od/Carreras-En-El-Arte/a/Como-Ser-Artista-Y-Vivir-Del-Arte.htm
thumbnail
Sobre esta entrada

Éste artículo titulado "Vivir de ser artista" fue publicado por Suma Creativa el lunes, 22 de mayo de 2017 esperando que le resulte de alguna utilidad. Agradecemos su visita y le solicitamos que antes de partir deje su comentario. Hasta este momento hay 2 comentarios: en el post "Vivir de ser artista"

2 comentarios

Su comentario siempre será agradecido por el artista.
Es su aplauso en este teatro virtual.
Muchas gracias por dejarlo